Mercedes-Benz 770 K (1930 – 1943)

El Mercedes Benz 770, también conocido como el “Großer Mercedes” (Gran Mercedes), fue un automóvil de lujo fabricado por Mercedes-Benz desde 1930 hasta 1943. Es, probablemente, el más conocido ya que fue frecuentemente utilizado durante y después de la 2ª Guerra Mundial por oficiales de alto nivel en la Alemania nazi, incluyendo a Adolf Hitler, Hermann Göring y Reinhard Heydrich, para realizar sus desfiles.

SERIE I – W07 (1930–1938)

Mercedes-Benz 770 (Model W07) “Grosser” Cabriolet

El 770 fue introducido con el código interno “W07” en 1930. Estos coches eran mayormente usados por gobernantes como vehículos oficiales.
La versión W07 del 770 estaba propulsado por un motor de ocho cilindros en línea con capacidad de 7,655 cc (467.1 cu in) con válvulas en cabeza y pistones de aluminio. Este motor producía 150 caballos (110 kW) a 2800 rpm sin sobrealimentación. Un turbocompresor opcional de tipo Roots aumentaba la potencia hasta los 200 caballos (150 kW) a 2800 rpm, y así propulsar el coche a los 160 km/h. La transmisión tenía 4 relaciones de transmisión, de las cuales la tercera era directa y la cuarta superdirecta.

El W07 tenía un sofisticado chasis, suspendido por una ballesta semi-elíptica dentro de sus ejes traseros y delanteros. Las dimensiones variaban con la carrocería, pero el chasis tenía una distancia entre ejes de 3,750 mm y el eje delantero igual al eje trasero de 1,500 mm.
Fueron fabricados 117 coches de la serie W07.

SERIE II – W150 (1938–1943)

Mercedes-Benz 770 (W150) Cabriolet

El 770 fue sustancialmente revisado en 1938, dando como resultado el nuevo nombramiento interno del W150. El nuevo chasis fue creado con tubos de sección oval y estaba suspendido por muelles helicoidales a su alrededor, con suspensión independiente en la delantera y eje Dion en la trasera.
El motor tenía la misma arquitectura básica que el W07, pero fue ajustado para producir 155 caballos (116 kW) a 3000 rpm sin sobrealimentación y 230 caballos (170 kW) a 3200 rpm. La transmisión tenía ahora 5 relaciones de transmisión, de las cuales la cuarta era directa y la quinta superdirecta.

Antes de 1938, el sobrealimentador ya formaba parte del equipamiento estándar y permitía alcanzar una velocidad máxima de 170 kilómetros por hora; no obstante, las versiones blindadas (como la usada por Hitler) estaban limitadas a 80 kilómetros por hora debido a sus neumáticos a prueba de balas.
En 1938 el Mercedes 700 era considerado el coche alemán para pasajeros más caro de todos los tiempos.
88 coches de la serie W150 fueron construidos antes de que la producción cesase en 1943. Los últimos coches fueron carrozados y entregados en Marzo de 1944.

¿QUÉ FUE DE ELLOS?

El Museo de Guerra Canadiense exhibe uno de los siete coches usados por Hitler. Originalmente se pensó que este coche fue usado por Hermann Goering, pero las investigaciones posteriores concluyeron que efectivamente fue usado por Hitler.
El 770 K que originalmente perteneció al Marshal finlandés Gustav Mannerheim fue vendido a un coleccionista americano después de la 2ª Guerra Mundial. En 1951 apareció en la película “The Desert Fox: The Story of Rommel”, como coche de desfile. En 1973, pensándose que era el coche original con el que Hitler realizaba los desfiles, fue vendido a un empresario estadounidense por 153.000$, la mayor cantidad de dinero jamás pagada en una subasta, en aquella época. Lo compró para que formara parte de una parque llamado “Dutch Wonderland”.
En Noviembre de 2009, uno de los presuntos 770K de Hitler fue adquirido por un millonario anónimo ruso por varios millones de euros.

Mercedes_770K_1938

Un 770 K De Serie W150 fue comprador en 1941 por un General noruego, llamado Nikolaus von Falkenhorst. Después de la 2ª Guerra Mundial fue utilizado por el Rey de Noruega, para más tarde ser vendido a un comprador de Estados Unidos. Este coche ganó el premio al “Mejor coche no restaurado anterior a la guerra” del concurso “Beach Concours d’Elegance” en 2003.
Dos 770 K más fueron a Noruega durante la Guerra, uno de ellos lo adquirió Josef Terboven y el otro Vidkun Quisling. Uno de ellos apareció en la revista “Norsk Motorveteran” y fue puesto a la venta, pero nadie quiso adquirirlo a pesar de su bajo precio. Finalmente fue desechado y ahora sólo perdura la cristalería antibalas.
En el “Museu do Caramulo”, en Portugal se encuentra un Mercedes Benz 770K Grosser blindado de 1938, que fue adquirido por la policía secreta portuguesa después del intento de asesinato con una bomba del dictador portugués Oliveira Salazar.
Otro 770 K De Serie W150, que actualmente se exhibe en el “Technisches Museum in Sinsheim” de Alemania, fue presuntamente adquirido por la oficina central del Gobierno alemán y usado por Adolf Hitler durante sus desfiles. El coche estaba blindado con una coraza anti minas y cristal grueso.